La EmpresaProductosCatálogoServiciosNovedadesOportunidades de empleo
Filtros LYS / Novedades / Entérese y Ahorre / 15 Consejos para ahorrar combustible

15 Consejos para ahorrar combustible

Existen dos factores importantes que determinan el mayor o menor gasto de combustible en el vehículo: mantenimiento y hábitos de manejo.

Si bien cada vehículo tiene un rendimiento promedio estipulado por el fabricante para los distintos ámbitos: urbano y carretera, está en nuestras manos lograr que el consumo sea mínimo y de esta manera contrarrestar las continuas alzas en el precio del combustible.

Siguiendo estos consejos podremos ahorrar de 15% a 30% del combustible.  ¿Qué esperamos? ¡Vamos a notar inmediatamente una reducción en nuestros gastos!


1.-Evite el aire acondicionado
El uso del aire acondicionado aumenta hasta en 20% el consumo de combustible. No utilice el aire acondicionado cuando no sea necesario. Por ejemplo, si utiliza el aire acondicionado en tránsito denso, puede incrementar en más del 10% el consumo de combustible. Si viaja a velocidad de carretera o autopista el uso del aire acondicionado puede incrementar en sólo un 3 a 4% el consumo de combustible, pero la resistencia al aire al ser mayor, también incrementa el consumo.

El uso de "sun roof" puede reducir la necesidad del aire acondicionado.
 
2.-Optimice sus rutas y su tiempo
Planifique sus rutas para desplazarse buscando siempre las más cortas o menos congestionadas. Evite calles o carreteras con mucho tránsito. Frenar y acelerar una y otra vez gasta combustible. Busque rutas alternas si puede. Si combina sus viajes puede ahorrar hasta un 20% de combustible.

Planificando los viajes que realiza todos los días logrará:
• Disminuir la distancia recorrida
• Ahorrar tiempo y reducir los arranques en frío

Planee la salida en función del tiempo requerido para transportarse. Cada vez que detiene el vehículo y vuelve a acelerar para alcanzar su velocidad normal, reduce la vida de los frenos y del motor, lo que también significa un mayor consumo de gasolina.

Andar con el tiempo medido, obligándolo a aumentar la velocidad, frenar bruscamente, arrancar rápidamente, se traduce en mayor gasto de gasolina.

Además, es importante saber que en trayectos muy cortos el consumo se dispara. Los viajes menores a 10 Km. en tiempo caluroso, pueden incrementar el consumo de gasolina cerca del 20%. Los viajes cortos y sobretodo, cuando el motor está frío, aumentan el consumo de gasolina y contaminan más, en una proporción que puede llegar al 50%.
En caso de tener que desplazarse una pequeña distancia es preferible caminar o utilizar el transporte público.
 
3.-Disminuya la carga
Evite las sobrecargas innecesarias en el vehículo. El uso de parrilla en el techo, aún estando vacía, puede incrementar el consumo normal del vehículo en 2 a 5%.

La carga de equipaje en el techo reduce la aerodinámica y puede afectar el rendimiento del auto. Un automóvil no es camión, por cada 45 kilogramos extras de carga, el consumo se incrementará en 2% adicional. En los autos pequeños el efecto del sobrepeso es más notorio, comparado con un auto grande que tiene potencia de sobra.
 
4.-Mantenga la aerodinámica
Los autos están diseñados para cortar el aire al avanzar. Tener las ventanas abiertas aumenta la resistencia contra el aire, incrementando el consumo de combustible ya que al auto le cuesta más trabajo avanzar.

El problema se agudiza si además conduce a altas velocidades, porque se incrementa la fricción aerodinámica y por ende se consume mucho más combustible.

Al manejar en carretera o autopista, es decir, a altas velocidades, deben cerrarse las ventanas y usar la ventilación interior para mantener la aerodinámica del auto.
 
5.-Reduzca el octanaje
Algunos vehículos permiten usar gasolinas de distintos octanajes. Lo mejor, es usar la recomendada por el fabricante y de ser posible la de menor octanaje.
 
6.-Cómo llenar combustible
Es mejor cargar muy temprano en la mañana o al anochecer, ya que el frío de esa hora evitará que la combustible se evapore. Además a esa temperatura el combustible es más denso y cargaremos un poco más de lo que cargaríamos con el mismo dinero al calor del mediodía.

Evite llenar hasta el tope. De esta manera no se obstruye la ventilación del tanque.

Finalmente, cada vez se hace más común exigir que el combustible venga microfiltrado, a fin de evitar el ingreso de partículas contaminantes que a la larga provocan desgaste y mayor consumo. LYS cuenta con la línea de filtros PUMP, especialmente diseñados para surtidores de combustible y que permite a las estaciones garantizar a sus usuarios una carga de combustible limpio, libre de impurezas.
 
7.-Sepa prevenir fallas
Es recomendable revisar el consumo de combustible periódicamente (dividir kilómetros recorridos entre galones consumidos), pues podemos detectar algún elemento deteriorado o alguna mala práctica que esté haciendo aumentar el consumo.
 
8.-Ojo con las llantas
Los siguientes consejos pueden permitirle mejorar el rendimiento del combustible entre 3 y 4%.

Verifique la presión correcta en las llantas, normalmente para las de tamaño/rin 13, 14 y 15, se recomienda de 28 a 30 libras de presión y eso dará como resultado un ahorro de combustible. Esta revisión debe realizarse cuando la llanta esta fría, es decir, antes de haber recorrido 2 km. Es recomendable hacer esta revisión cada semana o por lo menos una vez al mes.

Las llantas con mayor presión a la especificada de acuerdo a su tamaño, pueden poner en riesgo su seguridad y disminuir la vida de los neumáticos. Las llantas con menor presión a la especificada generan mayor fricción (resistencia al avance) afectando negativamente el consumo de combustible. 

Mantenga las llantas alineadas. Si las ruedas están “luchando unas con otras” se genera un mayor gasto de combustible.  El alineamiento y balanceo además mejora la conducción y ofrece una operación más segura, ya que evita que las llantas sufran un desgaste disparejo y prematuro y que se presenten vibraciones en la dirección.
 
9.-Mantenimiento
“Mantenimiento” viene de “mantener”. Todos queremos mantener un vehículo seguro y eficiente. Para ello hay que asumir como ley los intervalos que recomiendan los fabricantes de cada vehículo. Un buen mantenimiento puede disminuir el consumo de combustible hasta en un 20%, además de lograr una mejor respuesta del motor.

Se debe cambiar cuando corresponde: el aceite, las bujías y los filtros; pues de lo contrario se incrementa automáticamente el consumo de combustible. Incluso el uso de un aceite incorrecto puede aumentarlo.

El intervalo de cambio de aceite recomendado por los fabricantes suele ser de 5 mil kilómetros, lo cual puede darse cada tres meses o menos, de acuerdo al uso que le dé al vehículo. Normalmente en donde cambian el aceite, le anotan el kilometraje próximo para que regrese.

La lubricación del vehículo es fundamental para su buen funcionamiento; los rodamientos, las crucetas, la transmisión, el diferencial y el motor deben ser lubricados con los grados correctos de aceite o grasa recomendados por el fabricante. 

Generalmente se recomienda el uso de aceite multigrado, ya que reduce la fricción y se logran ahorros de combustible del 1 a 3%. De esta manera se reduce el desgaste y el manejo será más suave.

Por otro lado, está demostrado que el afinamiento de un auto, le permite ahorrar más de 11% en el consumo de combustible.

Para vehículos a carburador, hay que cerciorarse de que las mezclas de aire - combustible para velocidad baja del carburador, estén ajustadas de acuerdo a las especificaciones del fabricante.
 
10.-La importancia de los filtros
Uno de los elementos más importantes para el ahorro de combustible lo constituyen los filtros, que cuidan el motor desde diversos puntos.   El no cambiar los filtros de aire, aceite y combustible en los vehículos en el momento adecuado, puede dañar los motores y estos ya desgastados, consumen más combustible.

Los filtros para aceite impiden el ingreso de contaminantes que desgastan el motor y provocan mayores consumos.

Los filtros para combustible protegen el sistema de inyección y aseguran un óptimo desempeño.Los filtros para aire son quizás el elemento más importante en este punto, puesto que una mezcla aire - combustible inadecuada puede incrementar el consumo de combustible hasta en un 30%.    Cuando un filtro de aire está tapado restringe la entrada de aire y provoca una mezcla más rica de combustible, lo cual aumenta el consumo. 

Los filtros deben cambiarse cada 5,000 Km., o en el intervalo que recomiende el fabricante.
 
11.-Ahorre desde el arranque
Para ahorrar combustible hay que arrancar el motor sin acelerar y comenzar la marcha lo antes posible. Después de un periodo prolongado de tiempo, muchas personas encienden el motor de su auto para “calentarlo”. Treinta (30) segundos es más que suficiente. Hay quienes lo dejan hasta 5 minutos, pero los motores actuales no necesitan ser calentados. El “calentar” el auto prolongadamente genera exceso de emisiones y malgasta el combustible.

Evite los “arrancones”, no acelere al máximo al iniciar su marcha, acelere poco a poco. Sólo espere a que la temperatura del motor se estabilice para aumentar la potencia del motor. Acelerar a fondo durante el arranque sólo ocasiona un desgaste prematuro del motor, también pueden dañarse las bujías o los inyectores y producirse depósitos excesivos de carbón, y por lo tanto, reducir la eficiencia de funcionamiento.

Ojo: La utilización de aceite multigrado de buena calidad le ofrecerá protección extra en el arranque, sobre todo a bajas temperaturas.

El sistema de encendido o ignición reparte la energía eléctrica a las bujías lo cual incendia el combustible. Un sistema funcionando apropiadamente significa arranque fácil, un quemado limpio del combustible con mejor rendimiento y menor contaminación.

Para esto, la cubierta del cable de bujías debe estar limpia y bien sujetada. Aislamientos sucios o rotos pueden causar cortos circuitos y dificultad en el arranque. Por otra parte, el estado de la batería y la limpieza de sus terminales influyen en el arranque confiable. Hay que asegurarse que las bujías sean el tipo que requiera nuestro auto, que estén limpias, bien ajustadas y que enciendan con eficiencia. Si su auto no tiene encendido electrónico, debe revisar los platinos del distribuidor con regularidad, lo cual no es necesario con los sistemas electrónicos. El tiempo de encendido debe estar ajustado según las especificaciones. Finalmente, el acumulador debe estar siempre bien cargado para tener arranques rápidos.
 
12.-Cómo hacer los cambios
Utilizar marchas prolongadas permite ahorrar combustible, esto quiere decir que no deben adelantarse los cambios sino hasta tener las revoluciones recomendadas (entre 2,000 y 2,500 para motores a gasolina y entre 1,500 y 2,000 para motores Diesel).

Pero tampoco significa que deba esperarse mucho más para hacer los cambios. Un revolucionado demasiado alto provoca serios aumentos de consumo.

Cuando estamos acelerando, se debe cambiar a la marcha más larga (tercera o cuarta) lo antes posible y al reducir, de la manera más lenta posible. Un motor en marcha corta (primera o segunda) y revolucionado consume mucho más.

En los semáforos, coloque la palanca de cambios en neutro -aún si el vehículo fuese automático- y con el pie presionando el freno.
 
13.-Aprenda a usar el acelerador
Mantenga una actitud positiva al volante, aún en alto tráfico. Los estudios demuestran que el conducir agresivamente, con una salida rápida –quemando neumáticos-, serpenteando entre los autos, acelerando continuamente, etc. no ahorra mucho tiempo, derrocha el combustible y desgasta algunos de los componentes del vehículo tales como los frenos y neumáticos.

Acelere suavemente, cambiando las velocidades en forma progresiva, para alcanzar el mayor rendimiento de la potencia del automóvil.

Frenar bruscamente para volver a acelerar o forzar las relaciones de la caja sólo hace que el consumo de combustible sea mayor. El acelerador a fondo puede producir hasta cuatro veces más consumo que si acelera de manera moderada. 
Anticipe entonces las condiciones del tráfico: conserve su distancia para acelerar y decelerar suavemente. Trate de predecir las situaciones de frenado y aceleración del tránsito. No mire sólo el auto de adelante, observe la situación más lejana que permita reducir el uso del freno. Un semáforo en rojo probablemente se ponga en verde antes de que usted se detenga.

Aproveche al máximo las prestaciones de torque y potencia que puede proporcionar su auto. Aprenda a manejar observando las revoluciones (RPM).

No fuerce el motor: mantenga su vehículo trabajando a bajas revoluciones para evitar desgaste excesivo en el motor y ahorrar combustible.  Evite las velocidades elevadas. Un aumento del 20% en la velocidad produce un 44% de aumento en el consumo.

Mantenga la velocidad por debajo de 100kph si su carro tiene un golpe frontal o lateral porque sino, se afectará el consumo de gasolina.

Debemos procurar circular a una velocidad uniforme, sin aceleraciones y deceleraciones bruscas, que nos obligan a ir en marchas más cortas o a revolucionar más el auto. En resumen, hay que mantener la velocidad y procurar no tocar el pedal del freno.

Al acercarse a una pendiente hacia arriba, acelere gradualmente antes de entrar a la subida. Intentar llevar a fondo el acelerador o aumentar la velocidad sobre la misma pendiente no sólo forzará el motor, sino aumentará el consumo de combustible. Mejor disminuya la velocidad disminuya y cambie a una velocidad más baja si es necesario.

Cuando la pendiente sea hacia abajo, deje que la gravedad haga su trabajo y ahorre combustible mientras el propio peso del vehículo lo impulse.  Acelerar cuando desciende una pendiente sólo le hará gastar combustible inútilmente.

Tome en cuenta que conducir a muy bajas velocidades es igual de contraproducente que hacerlo a una alta velocidad.  La mayoría de los vehículos ofrecen una óptima economía entre 60 y 80 Km. /h. Finalmente, reducir la velocidad en autopista a no más de 110 Km. /h, economizará combustible y será más seguro.
 
14.-Ahorre también al estacionarse
Cuando llegue a algún lugar a estacionarse, no deje su carro encendido, se gasta gasolina innecesariamente. Apague el motor si se va a detener por más de 30 segundos.

Si lo que está buscando es calentar el motor, mejor hágalo en movimiento y a baja velocidad. Volver a arrancar el automóvil requiere menos gasolina que mantenerlo en marcha. Recuerde que tener el motor encendido con el auto detenido le da un rendimiento de 0 Km. por galón.

Muchas personas que tienen autos viejos, aceleran antes de apagar el auto cuando llegan a determinado lugar. Esto gasta gasolina inútilmente. Lo hacen porque el carburador y la batería andan fallando y es una manera de asegurar de que encienda otra vez. Mejor lleve su auto a que lo arreglen. Así gastará menos combustible.
 
15.-Temperatura
El sistema debe funcionar a una temperatura adecuada para que pueda quemar eficientemente el combustible, de lo contrario quemará una cantidad mayor. Si el motor tarda en "calentarse" deberá revisarse el termostato, ya que esto además de provocar un sobre consumo de combustible, puede afectar el convertidor catalítico.
 

< Regresar

Filtros LYS © 2008 Todos los derechos reservados. Términos y condiciones